Novedades

Novedades

Río de Janeiro renueva su aeropuerto

Faltan apenas dos meses para que comiencen los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pero la Cidade Maravilhosa ya empezó a desenrollar esta semana su alfombra roja para recibir a los visitantes con la apertura de una nueva área internacional en su aeropuerto RIOgaleáo-Tom Jobim, en pleno proceso de transformación tras su privatización en agosto de 2014. El Píer Sul de la Terminal 2, con más de 100.000 metros cuadrados de ambientes cómodos, luminosos y modernos, agrega 26 nuevas puertas de embarque, duplica sus espacios de free-shop y salones VIP, ofrece a los pasajeros nuevos servicios, facilidades y entretenimiento en un clima bien carioca, alegre y colorido. “Es un aeropuerto a la altura de las Olimpíadas y Paraolimpíadas, pero también a la altura de la maravillosa ciudad de Río de Janeiro; un aeropuerto para el futuro”, afirmó a la prensa durante la inauguración Luiz Rocha, presidente de la concesionaria RIOgaleáo, integrada por la empresa singapurense Changi Airports International (considerado el mejor aeropuerto del mundo) y la constructora brasileña Odebrecht junto a la estatal Infraero, que ganó el contrato de renovación, ampliación y gerencia del Tom Jobim por 25 años. El alma de la ciudad Del total de US$ 1500 millones de inversiones prometidas para ese período, ya se realizaron obras por USS 560 millones para que los 1,5 millones de visitantes que se espera lleguen a Río durante las Olimpíadas se encuentren con una cara completamente distinta del aeropuerto carioca, puerta principal del turismo en Brasil. Y en todos los detalles se buscó reflejar el alma única de esta ciudad que mezcla su vibrante cultura con una espectacular naturaleza de playas y morros: desde los jardines verticales que marcan la entrada de los baños, hasta los simpáticos salones de relax entre las salas de embarque, salpicados por sillones de distintas formas y colores, pasando por las marcas locales en la parte de alimentación y tiendas, ylamúsicadebossa nova y samba de fondo. En términos de funcionalidad, con las nuevas puertas de embarque, el RIOgaleáo-Tom Jobim alcanzó un total de 58, la mayor cantidad de un aeropuerto latinoamericano; amplió su patio de aeronaves y pasó de operar con 22 compañías aéreas a 27; instaló portones electrónicos que podrán leer automáticamente la información de los pasaportes; sumó 14 esteras rodantes, seis escaleras eléctricas y cuatro ascensores, todo con nueva señalización interna, además de un estacionamiento para 3000vehículos y más de mil cámaras de vigilancia. Se instaló también un nuevo Welcome Centeren la Terminal 2 con informaciones turísticas sobre la ciudad y el estado de Río de Janeiro. Y, para comodidad del visitante, se lanzó la aplicación RIOgaleáo para smartphones que ayuda a la navegación dentro de las terminales, con el listado de restaurantes y tiendas, permite consultar el horario de los vuelos, estimar el tiempo de traslado entre la ciudad y el aeropuerto de acuerdo al tránsito del momento, consultar opciones de transporte público, y pagar el estacionamiento local.

Fuente: La Nación. Suplemento – Turismo

Deja una Respuesta